Focus: Perfection, Robert Mapplethorpe

Por: Patricia Morales Betancourt

El TD Bank Group subvenciona la exposición actualmente expuesta, desde el 10 de septiembre, 2016 hasta el 22 de enero del 2017  en el Museo de Bellas Artes de Montreal, con el objetivo de apoyar la diversidad y la inclusión.

El Museo de Bellas Artes de Montreal dispuso 5 galerías temáticas para conocer y disfrutar el trabajo artístico del ícono de la fotografía Robert Mapplethorpe. La primera galería habla sobre su personaje, desde el año en que nació, 1946, hasta su muerte, 1989; la segunda, de sus experiencias y contactos con la alta sociedad y la contracultura Neoyorquina de los años 70s y 80s. La tercera galería expone su identidad sexual y el homosexualismo, la cuarta la búsqueda de la perfección y naturaleza muerta y la última, el momento perfecto de las guerras culturales entre los conservadores y los reformistas, estos últimos abiertamente clasificados por temas sobre el homosexualismo, el aborto, las escuelas de arte y la censura.

Hablar de Robert Mapplethorpe, un artista estadounidense controversial, que utilizó la fotografía como su medio de expresión, es arriesgado.  Sus fotografías de arte porno y sus naturalezas muertas tienen la delicadeza del disfrute y la pasión pero al mismo tiempo el misterio del tabú. Mapplethorpe devela en su trabajo una cierta fragilidad; muestra la dulzura de la violencia, la ternura del homosexualismo y el tesoro de las relaciones interraciales en imágenes en que las poses, las sombras y las luces anteceden la temática. Verdaderamente es una composición plástica impecable. Sus personajes parecen esculturas del periodo neoclásico romano: la proporción, la armonía y el equilibrio son adjetivos que utilizó como instrumentos.

Los años 70 y 80, la época que definió su estilo, caracterizada por la depresión industrial, actividades criminales, prostitución, narcotráfico, consumo desmedido de sustancias psicoactivas tales como el crack y la cocaína, guerras, feminismo, huelgas a favor de los derechos humanos, la aceptación de la homosexualidad y de la protección del medio ambiente, fueron determinantes para crear la perfección estética de la barbarie. El arte Pop, el minimalismo, Andy Warhol, la pintura corporal y efímera, el teatro experimental, los punks y el periodismo sarcástico, exagerado y profano de la época, crearon una sinergia entre artistas, músicos, diseñadores de moda, cineastas, escritores y activistas, que hizo de la ciudad de Nueva York la capital del arte

Su personalidad se afirma cuando decide vivir allí. Mezclarse con las galerías más prestigiosas y a la vez con el bajo mundo, los bares con personajes de atuendos en cuero provocativos, caóticos, abandonados, señalados, criticados e imprevistos de afectos sociales.

Aprendió de historia del arte, creó redes de comunicación, construyó su propio estudio y generó interés social sobre su vida y su expresión. El consideraba que la experiencia llevaba a la perfección cualquiera que fuera la temática y que la fotografía era el medio ideal, íntimo e inmediato para poseer, seducir, ejecutar y controlar. Su doble naturaleza, revela la fuerza y el riesgo para obtener la perfección, llegar al límite de lo indecente y a la vez a la pureza y a la fragilidad del ser.

Mapplethorpe muerto hace más de 20 años, continúa retando los límites de la expresión artística.

Nació en Queens en 1946, proveniente de una familia católica de clase media. Comenzó sus estudios como periodista y luego en artes gráficas y diseño. Se hizo miembro activo del Cuerpo de Reserva Oficial y de la Sociedad Nacional de Entrenamiento Militar de la honorable sociedad pero como todo joven rebelde se interesó por la contracultura.

Se inició en las artes con collages, develando sus tendencias icono clásticas y el deseo vehemente de hacer arte pese a sus escasos recursos. En 1970, solicitó una cámara fotográfica prestada y descubrió que la fotografía captaba el instante perfecto. Después fue creciendo en popularidad. Siempre buscando la perfección: el mejor equipo fotográfico, el mejor papel, la mejor impresora, el control de sus impresiones, tanto en calidad como en cantidad, para ofrecerlo posteriormente en las más prestigiosas galerías y museos. Su mentor y amante, el curador, coleccionista de arte  y acaudalado, Samuel J. Wagstaff Jr., del Instituto de Bellas Artes de Detroit, le colaboró inmensamente para introducirlo en las grandes y bajas esferas sociales y artísticas y lograra el nivel de la perfección en la expresión, cualquiera que fuera su origen, desde una flor hasta el descarnado acto sexual entre hombres

Desde 1973 hasta el año en que murió, en1989, expuso su obra. Pese a que le diagnosticaron HIV, en 1986, y siendo consciente de que le faltaba poco para morir, trabajó incesantemente para dejar plasmada su huella en los retratos, las fotos de arte porno y flores. En 1988 estableció la fundación, designando a Michel Stout como director, para ayudar en la investigación sobre HIV, publicaciones en fotografía y exposiciones fotográficas.

La directora del Museo de Bellas Artes, Madame Nathalie Bondil, nos habló de cómo Mapplethorpe, como visionario de su época, escogía los personajes, las poses, las imágenes, sólo le interesaba la estética, los contrastes, la lucidez de sus imágenes, siempre impecables, perfectas, incluyentes y abiertas para que el público se cuestionara o continuara a partir de sus propias vivencias. Explicó, cómo el artista hablaba a todos, sin exclusión. Ella afirma que la cultura es una comunicación esencial, habla de las emociones, da importancia al conocimiento intelectual pero asegura que las imágenes nos dan la opción de comunicarnos mejor porque generan emociones y preceden a la palabra. Además, que las imágenes mejoran nuestra sociedad, hablan de problemas actuales.  Ella busca incluir a todos, no solo los catedráticos y a los conocedores de arte, quiere una sociedad de inclusión, de temáticas actuales, por las que todos se interesen para ayudar a generaciones futuras. Madame Bondil hace una elección meticulosa de las exposiciones por la calidad y excelencia con sentido académico, y selecciona al artista que sea pertinente, interesado con la sociedad actual, que hable de la problemática actual, visionario, “no importa si es un artista anterior a la época contemporánea,” expone artistas comprometidos, que nos cuestionen, que nos enseñen el arte para avanzar y reflexionar.  En la exposición de Mapplethorpe definió la muestra como: “fotografía y escultura, una expresión en que la forma precede la función. Nos llama a la estética, una contradicción en que el acto se censura pero la belleza lo precede y lo vuelve arte.” Complementó la exposición con música, textos, videos, movimiento y un área comercial para que todos se sintieran incluidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s