Richard Riverin, el alquimista de materias primas pictóricas

Por: Patricia Morales Betancourt

Químico de profesión de la Universidad de Sherbrooke, Richard Riverin, es un artista que después de haber trabajado en Laurentides Paint se especializó en revestimientos, y creó su propia empresa, Encoat Chemicals Ltd la cual vendió para comprar su primera galería en 1976. Desde entonces decidió dedicarse exclusivamente al arte y preparar sus propios pigmentos. Gracias a esto, hace 25 años, innovó dos estilos: uno a la espátula con mucho pigmento y el otro, simulación mosaico, ambos con acrílico.

La galería Saint-Paul está ubicada en el Viejo Puerto de Montreal sobre la calle 45 rue St-Paul Oest, Suite A-80, Montreal Quebec. A su regreso, de los Estados Unidos hace 4 años, alquiló galerías para colocar sus pinturas y tomó la decisión, junto con su esposa, de comprarla. Considera que es una de las más hermosas del mundo. Además de ésta, tiene otra en Carolina del Sur. En el pasado, tuvo varias galerías en los Estados Unidos, y en Quebec. Vendió obra de Riopelle, Rousseau, Pichard, Gionta y otros maestros canadienses que le influenciaron en su producción, la cual consta de más de 2055 obras.

La técnica que utiliza es el acrílico de secamiento inmediato. Nos explica que comienza por el lado derecho y va pintando a partir de las emociones y de los colores que su interior le dicta hasta finalizarla. Al inicio de su carrera profesional, pese a la dificultad de manejar el proceso de rápido secamiento y la posible respuesta negativa del público, tomó el riesgo y se atrevió. Se considera un impresionista abstracto contemporáneo. Juega con los efectos de la luz, la textura y la composición. La temática que más disfruta son los paisajes. Aún, con toda la experiencia, sus composiciones le sorprenden. Le interesa la belleza de su entorno y de quienes le rodean. Observa, ama, sueña, se siente feliz y lleno de vida. La joven con quien se casó, hace 48 años, es el amor de su vida. Vive de su pintura sin olvidar que para hacerse conocer le tocó emigrar. Ha percibido la gloria e igualmente las derrotas, situaciones negativas que lo han fortalecido. Se siente afortunado porque le invade la paz y la transmite en su obra.

Como galerista considera que dentro del gremio de los artistas, por lo regular, hay agresividad, frustración, desesperanza, pena y sufrimiento por las dificultades que se presentan. Siempre ha luchado por sentirse pleno en su oficio. Para él, el arte es la expresión sentimental de lo que el hombre siente después de haber vivido algo, es la manifestación de lo onírico, de la emoción, es el encantamiento. Sonríe y enuncia que desea dejar sus sueños, sus impresiones y ser un referente, con su obra, para futuras generaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s