Irina Bokova, Directora General de la UNESCO y el aporte de nuevas tecnologías

 

Por: Patricia Morales Betancourt

Irina Bokova, nacida en Sofía, Bulgaria, se presentó en el Consejo de Relaciones Internacionales, en el Salón de Mont Royal, el 1° de noviembre 2016, a las 12h, 2200, rue Mainfield, Metro Peel, línea verde.

Es la primera mujer y persona de Europa del Este, en ocupar el cargo desde el 2009 de Directora General de la UNESCO. Ha sido de las personas que más ha promovido la igualdad de género, la educación de calidad,  la conservación de los bienes culturales, y la lucha contra el racismo y el antisemitismo. Ha fomentado los acuerdos de recursos hídricos transfonterizos, la protección de los periodistas, la libertad de expresión, la cooperación científica para el desarrollo sostenible, y la prevención de catástrofes naturales.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura fue aprobada en noviembre del 1946, después de haber sido elaborada en 1945 por la Conferencia de Londres y que 20 Estados Soberanos hubieran aceptado ser parte de ella. Su principal objetivo es contribuir a la conservación de la paz y la seguridad mundial a partir de la educación, la ciencia, la cultura, la comunicación y la colaboración entre las naciones, a fin de garantizar el respeto mundial de la justicia, la ley, los derechos humanos, y las libertades fundamentales de todos los pueblos sin exclusión de raza, sexo, idioma o religión.

Para establecer este mandato la UNESCO ejerce 5 funciones fundamentales:

  1. Estudios prospectivos en educación, ciencia, cultura y comunicación
  2. Transferencia e intercambio de conocimientos investigativos, educativos y de capacitación
  3. Actividades normativas a partir de la preparación y aprobación de instrumentos internacionales y recomendaciones estatutarias
  4. Conocimientos especializados, a través de la “cooperación técnica” de los Estados Miembros e
  5. Intercambio de información especializada

En 1977, Irina, se unió al Departamento para las Naciones Unidas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bulgaria, al graduarse en el Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú y hacer estudios en la Universidad de Maryland, Washigton y en la Escuela de Administración Pública John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. Igualmente, delegada de Bulgaria, sobre los derechos de la mujer en Copenhague, Nairobi y Beijing se responsabilizó por asuntos políticos y jurídicos de la misión Permanente de Bulgaria ante las Naciones Unidas en Nueva York. Posteriormente, como diputada del Parlamento búlgaro defendió la cohesión de su país a la Unión Europea y a la OTAN. Entre otros cargos ha sido Ministra de la Relaciones Exteriores, embajadora de Bulgaria en Francia, Mónaco, y la UNESCO; representante personal ante la Organización Internacional de la Francofonía, Secretaria del Consejo par al Integración Europea, Ministra de Relaciones Exteriores interina y Miembro Fundador y presidenta de la ONG, European Policy Forum, para promover la identidad europea y fomentar el diálogo en defensa de la diversidad, la dignidad y los derechos humanos.

Como Secretaria Ejecutiva del Comité de la Dirección de la Iniciativa Mundial: “la educación ante todo” ocupa una de las vicepresidencias de la Comisión sobre la Banda Ancha para el desarrollo digital.

Hace suya la estrategia de la UNESCO para contribuir a transformar la sociedad mundial de la información en sociedades a partir del conocimiento, sobre la base de los principios de la diversidad cultural, la igualdad de acceso universal a la educación, la información y la libertad de expresión. En su conferencia enfatizó que a los jóvenes se les debe de otorgar el conocimiento de la historia, darles nuevas competencias para que se desarrollen y refuercen el respeto a la diversidad, la comprensión mutua, la conservación del patrimonio cultural, el humanismo, y la convivencia a cambio de un nuevo paradigma, de una inclusión, de un acercamiento en los poderes sociales, políticos y económicos que hacen parte de esta sociedad.

Además, crear una ciudadanía universal, una inclusión social, una economía a nivel de programas culturales, creatividad e innovación, para luchar en contra de la desigualdad y de los problemas actuales de irrespeto.

Para finalizar, planteó, que para que haya paz y mejorar el mundo, es necesario respetar la vida, vivir al servicio de la gente y de cada criatura viva, comprender los límites de los recursos naturales, la diversidad de las culturas y compartir el presente y el futuro del mundo.

Posterior a su discurso, la Ministra Responsable de la Educación Superior, Hélene David, expresó que en los años 60 se creó una educación para todos, sin exclusión, como motor fundamental para lograr una sociedad más humana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s