Alcina, de Frideric Handel en la Opera de McGill, del École de musique Schulich

Por: Patricia Morales Betancourt

La Escuela de Música Schulich, de la Universidad de McGill, Montreal, en la celebración de sus 60 años de existencia, presentó la ópera de Frideric Handel, Alcina, los días 4, 5 y 6 de noviembre, dirigida por el reconocido maestro y director de escena Patrick Hansen.

Patrick Hansen ha recorrido toda Norte América y gran parte del Canadá, como maestro de ópera, repetidor y puesta en escena. Actualmente es el director de estudios de ópera de la Escuela de música Schulich de la Universidad de McGill en Montreal, Quebec.

Esta ópera barroca, combina poesía, drama, música, danza, decorados y se centra en la capacidad de la voz humana. Sentimientos de amor, venganza, dolor y triunfo se expresan en cada acto, remarcando la tragedia para destacar la representación dramática del cantante.

Alcina, la ópera más completa y aclamada del compositor, compuesta en tres actos, en 1735, no volvió a ser interpretada durante más de 200 años, hasta que reapareció en 1960, en la ópera de Dallas. Actualmente se representa en diferentes escenarios ya que su principal motor es la confrontación de la pasión, la debilidad del amor, la traición y la derrota ante el ser amado.

Melisso, el mago protector del príncipe Ruggiero, sentenciado a muerte, lo esconde en la parte alta de una torre para protegerlo. Bradamante, una linda mujer, se enamora del príncipe y lucha por liberarlo. Melisso, lo hace escapar en un unicornio para evitar que se comprometa con su enamorada y el caballo volador, exhausto, desciende para reposar, sobre una isla embrujada. Alcina, la hechicera de esa isla, encanta a Ruggiero y le hace enamorarse de ella. Alcina se carateriza porque engaña a los hombres que llegan a su isla ofreciéndoles amor y los convierte en rocas, plantas, árboles o animales.

El escenario de Hansen es una moneda china con un hueco cuadrado en la mitad en representación del lugar en que Alcina hace sus conjuros. Distribuye a cuatro actores, convertidos en árboles por Alcina, con ramas prolongadas y adheridas a los dedos de las manos y una fiera que se supone es el padre de Oberto, el niño que busca a su progenitor. Todos sus actores tienen vestuarios de la cultura China y movimientos de Tai Chi, que se caracterizan por la unión de la conciencia y el cuerpo, la lentitud, la flexibilidad, la circularidad, la continuidad, la suavidad, la firmeza y el sentimiento de armonía. Hansen  incluyó sólo instrumentos del barroco para crear un contraste entre el pasado y la contemporaneidad. El director, conjuga el escenario, vesturario, movimiento, composición y estructura musical desde hace más de 10 años.

Bramante, la enamorada de Ruggiero, llega con Melisso, el mago protector del príncipe, disfrazada como su hermano Ricciardo a la isla encantada para salvar a su amado. Ambas hermanas hechiceras se enamoran. Alcina de Ruggiero y Morgana, amante de Oronte, de Ricciardo, sin saber que es una mujer disfrazada de hombre. Melisso le pone a su amo un anillo para que logre desencantarse y despertar a la realidad.

Ruggiero y Bramante se escapan burlándose de las hermanas hechiceras. Morgana recupera a Oronte, y Alcira queda destruida y olvidada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s