Casse-Noisette de Les Grands Ballets Canadiens (Grandes Ballets Canadienses)

Por: Patricia Morales Betancourt

 

El ballet clásico del director Fernand Nault (1920-2006), se presenta del 10 al 30 de diciembre 2016, a las 2:00 pm y a las 7:30 pm en la Sala Wilfred-Pelletier, Place des Arts (Plaza de las Artes). Gradimir Pankov, director artístico, continúa con el legado. El cascanueces que inmortalizó a Tchaikovski, se presentó en vivo. Su creación fue un reto que se impuso e hizo que su música fuera un referente mundial y que se interpretara con danza e imagen.

Este espectáculo, de dos actos, es un toque de magia, una fusión altamente profesional entre la danza y la música que ha cautivado al público de Montreal durante más de 50 años. El vestuario, diseñado por Francois Barbeau (1935-2016), se conjuga con la coreografía del director Nault, con telas transparentes que semejan árboles y ensueños que con la iluminación se van velando y produciendo misterio y encanto. La vistosidad del vestuario mezclado con el movimiento rítmico y clásico de sus intérpretes le dan el toque de distinción por el que el ballet siempre se ha distinguido. Cada año sorprende a grandes y chicos con sus nuevas propuestas.

El primer acto relata cuando la familia Stahlbaum prepara el árbol de Navidad con amigos y allegados. A las ocho llega Drosselmeyer, el padrino de Clara Stanhlbaum, concejal, fabricante de juguetes y mago. Los niños están ansiosos de los regalos que lleva para entregar: tres muñecas bailarinas de tamaño natural que danzan. Cuando terminan, Clara se acerca a su padrino pidiéndole un regalo. Él le entrega un cascanueces, un soldado en uniforme de formación. Su hermano Fritz, preso de la envidia, lo rompe. La fiesta termina y todos se acuestan. Mientras todos duermen, Drosselmeyer repara el cascanueces. Clara, en un sueño ligero, ve el cascanueces a su lado y unos ratones que comienzan a llenar la sala. Su regalo empieza a crecer y a recobrar vida. Clara se encuentra entre una batalla de ratones y de soldados de jengibre y de plomo, y unas muñecas que sirven para llevarse a los heridos, liderados por el cascanueces.

El cascanueces, herido por el rey de los ratones, lucha valientemente y Clara para evitar su derrota le arroja a la cabeza, del soberano de los roedores, su zapato mágico y lo mata. Los ratones huyen hacia un bosque de pinos en que los copos de nieve caen y unas hermosas bailarinas danzan. El hechizo del rey de los ratones contra el cascanueces se rompe y se transforma en príncipe. Las hadas y reinas les dan la bienvenida ante un coro de niños que cantan, cae el telón y termina el primer acto.

En el segundo acto, el hada de azúcar, su caballero, y el resto de los dulces reciben a Clara, al cascanueces y a Drosselmeyer. Se entremezclan varias danzas: una española que se relaciona con el chocolate, una danza china con el té, una árabe con el café, una rusa con los bastones de caramelo y las matruscas y un pastor con sus ovejas. Además, Mamá jengibre y sus bombones, las flautas y sus lengüetas, el Hada de azúcar y el Vals de las flores llegan para amenizar el encuentro. Después de la fiesta de agradecimiento, por haber roto el hechizo contra el príncipe, el hada de azúcar le recuerda a Clara que debe de ir a dormir. Con gran nostalgia Clara se despide satisfecha y en un trineo halado por un cisne feliz por el fabuloso sueño, se va y cae el talón.

El elenco es un verdadero disfrute de magia. El vestuario, el maquillaje, la actuación de los bailarines de talla mundial, hacen de este relato una verdadera obra de arte que vale la pena repetir y repetir, año tras año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s