Cloture du Festival Sefarad de Montréal (Clausura del Festival Sefaradí de Montréal), 2016

Por: Patricia Morales Betancourt

Reunir los cantantes marroquís, Mike Chriqui y Leila Gouchi y la carioca Bia sobre el escenario es una fusión única de música oriental, andaluza y brasilera, construir puentes, vínculos entre las raíces más profundas y enriquecer todos los ritmos del mundo en un sólo lugar, en el Teatro Outremont de Montreal, a las 20h.

El presidente del festival, Dave Dadoun, ante personalidades del mundo político y de las artes dio la bienvenida a un público ávido de escuchar y ver en vivo cantantes de talla mundial. El espectáculo prometía ser excepcional. Luego de las palabras de Kathleen Weil, la ministra de inmigración de la Diversidad y la inclusión, Bia Krieger, cantante, escritora, instrumentista, bailarina, personaje destacado de la televisión, quien abarca todas las culturas musicales de Brasil, España, Francia y América del Sur, cantó en español, portugués y francés, inspirada en canciones de poetas de renombre como Gustavo Adolfo Bécquer, intérpretes famosos como Caetano Veloso, con la canción Cucurrucucú de la película de Almodóvar, Hable con ella. Al finalizar su interpretación, Mike Chriqui, de una fuerte presencia vocal y ganador del Star Academy Marruecos 2005 entró en escena. El cantante combina el exclusivo talento de ser tenor y barítono. Su repertorio incluye ópera popular, cantos litúrgicos, las normas españolas y música de América del Sur y por supuesto el atemporal. Como artista se ha presentado en España, Francia, Italia, Reino Unido, Holanda, Suiza e Israel. Mike canta en francés, italiano, inglés, árabe, español y hebreo.

La tercera intérprete, Leila Gouchi, comprometió su voz para cantar en torno al respeto, al diálogo y a la paz. Los espectadores la seguían, aplaudían, cantaban y la aclamaban. Con su música y sus canciones, se ha comprometido en construir puentes, fusionar estilos y sonidos para unir el este y el oeste.

Al finalizar, los tres intérpretes se unieron y cantaron la Bohemia, de Charles Aznavour. El público se levantó para aplaudir esperanzado de poder continuar el espectáculo, pero el resto quedó vivo en las mentes de muchos a la espera de un nuevo festival que reúna todas las razas, los idiomas y gustos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s