Le Messie de Haendel & Yannick Nézet Séguin:

Por: Patricia Morales Betancourt

La Orquesta Metropolitana de Montreal presentó el 23 de diciembre a las 2:00 pm el Mesías del maestro compositor alemán Handel, quien la debutó, por primera vez, el 13 de abril del año 1742. El afamado director de orquesta Yannick Nézet Séguin, despues de 258 años, reúne a más de 160 artistas en escena y transporta, en el tiempo, la memoria del maestro con gran profesionalismo, virtuosidad y experiencia. El espectáculo se dividió en tres actos, los solistas Carolyn Sampson, Christophe Dumaux, Pascal Charbonneau, Stephen Hegedus, los músicos, los coristas y el equipo del Coro Metropolitano, entre ellos los jóvenes melómanos, realizaron un trabajo impecable e integral. Igualmente, hay que mencionar la participación del equipo administrativo en su afán de hacer conocer y en atender todos los detalles que conlleva una presentación de esta talla.

Las empresas como Hydro Québec, KLM, el CALQ, la comisión escolar de Montreal, el Banco RBC, Patrimonio Canadá y otras se comprometieron con la financiación del espectáculo.

 

Sólo bajo la dirección de un virtuoso de la talla del director Yannick puede ser comprendida, asimilada y sentida una obra de tal magnitud. Él se percata con los matices, los ritmos, las facturas, el color y los más mínimos detalles para exponer su talento. Trasmite la pasión y en sus movimientos reafirma el conocimiento que ha adquirido a través de la constancia, la perseverancia, la disciplina, y la formación de toda una vida, que puede resumir fácilmente ante un público ávido de emociones al recrear una perspectiva de un pasado que trae al presente.

Handel, uno de los mejores  compositores-intérpretes de su época, le dio la importancia al coro para contrastarlo con los solistas, instrumentos de cuerda, de percusión, de viento y teclado. A cada uno lo situó dentro de un espacio que le permitiera ser protagónico sin restarle a ningún instrumento  la importancia, ni la relevancia. Precursor de un equilibrio musical, realizó composiciones vanguardistas que aún siguen vigentes y que maestros, del perfil del director, de manera impecable, transmiten y educan a quienes lo disfrutan.

Yannick, un hombre de baja estatura, que se engrandece con su expresión en escena,  ha participado como director con las mejores orquestas del mundo, ha sido un embajador de la cultura de la dirección orquestal y un ejemplo para nuevas generaciones. La historia musical, en manos de maestros del talante de Yannick inmortalizan el pasado, transportan y generan una esperanza y un camino a seguir. Sólo el arte, en todas su manifestaciones, es incluyente, porque puede recuperar y unir a todas las culturas del mundo en un mismo lugar. Es de resaltar que embajadores de la música, como Yannick, nos hacen sentir vivos y deseosos de asistir y compartir grandes genialidades.

 

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s